Incidencias que puedes tener en el seguro del coche y no quedan cubiertas

Desastres naturales y meteorológicos: si el vehículo es arrastrado por una riada, o un árbol le cae encima por fuertes rachas de viento, no estará cubierto. Aunque no quedaría al descubierto, estos daños los indemnizaría el Consorcio de Compensación de Seguros.

Circular con la ITV caducada y tienes un accidente: si tienes un accidente y eres el culpable es motivo para no hacerse cargo del siniestro. Y en el caso que no hayas sido el causante o se pueda demostrar que el no haber pasado la ITV no ha tenido nada que ver con el siniestro.

Exceder el número de pasajeros o de la carga: en la documentación del vehículo, nos indica cual es la tara máxima que admite el vehículo y número de pasajeros, si se incumplen es motivo para no hacerse cargo del siniestro, ya sean daños al vehículo o a los pasajeros.

Menores de 25 años “la media” no asignados en póliza: aclaramos “la media” ya que algunas aseguradoras en su mayoría si son 25 años y para otras 26, 27 incluso algunas 30 años. Si existe un conductor menor de estas edades y no está declarado en la póliza, es motivo para no estar cubierto y haciendo responsable de los daños al propietario del vehículo.

Conducir por vías sin pavimentar/asfaltar: el seguro cubre en vías aptas para la circulación de vehículos, por lo que si tenemos un incidente en vías sin asfaltar, nos lo excluyan, cómo en el caso de una asistencia viaje, al no ser que a la hora de contratar la póliza solicitemos esa ampliación y siempre que la aseguradora la tenga disponible.

Accidentes entre familiares: las aseguradoras no suelen cubrir los partes de accidente entre conductores con un vínculo familiar.

Conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas: la aseguradora excluye los daños originados bajo las influencias de alcohol o drogas.

Accesorios o equipamiento no declarado: a la hora de contratar el seguro, debemos de dar los máximos datos del vehículo como la versión, ya que cada versión lleva una serie de equipamiento diferentes a otras, mas los opcionales que le pongamos, que también debemos indicar a la hora de contratar el seguro.

Robo del coche por dejar las llaves puestas (hurto): el dejarse el vehículo así, implica a que la aseguradora no indemnización en caso de robo, si lo tuviéramos contratado. Al igual que tampoco se hace cargo de los objetos dentro del vehículo, con independencia de cómo hayan accedido a ellos.

 

 

 

Fuente